¿Está ud. de broma, Sr. Feynman? (Libros Singulares (Ls))

¿Está ud. de broma, Sr. Feynman? (Libros Singulares (Ls))

Language: Spanish

Pages: 409

ISBN: 8420684902

Format: PDF / Kindle (mobi) / ePub


Richard Feynman no ha sido sólo uno de los físicos teóricos más destacados del mundo sino también una personalidad insólita y genial cuyas investigaciones sobre la reformulación de la teoría cuántica para calcular las interacciones entre la radiación electromagnética y las partículas elementales le valieron el Premio Nobel de física de 1965. En su biografía y en su obra se dan cita la curiosidad irrefrenable, el escepticismo empedernido, el sentido del humor, el gusto por la travesura, la más vasta cultura y el más penetrante ingenio. Feynman es seguramente la única persona en el mundo que ha reventado las cajas fuertes más seguras de Los Alamos durante la fabricación de la bomba atómica y que ha tocado con maestría la frigideira en una banda de samba brasileña; que ha explicado física a cerebros como Einstein, Von Neumann y Pauli y que ha tocado los bongos en una compañía de ballet; que ha sido declarado deficiente mental por el ejército norteamericano y que ha obtenido el Premio Nobel por la Academia Sueca. ¿ESTÁ USTED DE BROMA, SR. FEYNMANN? recoge las conversaciones mantenidas a lo largo de una serie de años con Ralph Leighton, quien se encargó de grabarlas y transcribirlas.

The Amazing Mrs Livesey

Starting At Zero: His Own Story

Doc Savage: His Apocalyptic Life (Wold Newton, Book 2)

On Gold Mountain: The One-Hundred-Year Odyssey of My Chinese-American Family

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ella, para que me informase de cuáles serían las tareas de la comisión y de cómo iba a funcionar. La Sra. Whitehouse comenzó explicándome de qué se iba a tratar en la próxima sesión (ya se había celebrado una; mi nombramiento se hizo con retraso). «Vamos a tratar de los números naturales. » Yo no sabía qué era eso; resultó que eran los que yo solía llamar números enteros. Todas las cosas tenían nombres distintos de los que yo había aprendido; así que tuve pegas nada más empezar. La Sra.

más mínima experiencia en cosas de esta clase. Me acerco a la puerta de su casa, y allí estaba el decano Eisenhart, saludando a los nuevos estudiantes: «Ah, usted debe ser el señor Feynman — me dice —. Nos alegramos de tenerle con nosotros.» Aquello fue una pequeña ayuda, ya de alguna forma me había reconocido. Traspaso el umbral y me encuentro con algunas señoras y también algunas jóvenes. Todo es muy formal. Y mientras estoy pensando en dónde me voy a sentar, y si sería correcto o no que me

censor una notita explicando que a mi juicio mi desarrollo decimal no podía ser un código, porque si uno se toma la molestia de dividir 1 entre 243 se obtienen precisamente las cifras que yo daba, y que por consiguiente el número 0,004115226337 no podía contener más información que el número 243, que mal puede contener información ninguna. Y así sucesivamente. En consecuencia, solicité permiso para poder utilizar en mis cartas los numerales arábigos. De este modo logré hacer pasar aquello.

un número indebido. Lo que solíamos hacer cuando ocurría eso era retroceder y repetir el trabajo. Pero mis calculistas se fijaron en que los errores producidos en un punto del ciclo solamente afectaban a los números cercanos; en el ciclo siguiente, a los cercanos a éstos, y así sucesivamente. De este modo, el error se iba abriendo camino a través de todo el mazo de fichas. Si se tienen 50 fichas, y se comete un error en la ficha 39, el error afecta a la 37, la 38 y la 39. A la siguiente pasada, a

ensayando el desfile para el Carnaval, pero a la hora de la verdad, cuando llegó el gran momento, buena parte de la banda no se presentó, y no pudimos competir muy bien. Incluso cuando ya estábamos desfilando, hubo gente de la banda que fue abandonándola. ¡Curioso resultado! Nunca lo he llegado a comprender del todo. Tal vez lo verdaderamente importante y divertido fuera tratar de ganar el concurso de las playas, donde la mayor parte de nuestra gente se sentía más a gusto, más en su nivel. Y ya

Download sample

Download